Las 5 peores frases de AMLO en la pandemia

Las 5 peores frases de AMLO en la pandemia

AMLO ha hecho polémicas declaraciones en la pandemia que quedarán para el recuerdo

El presidente Andrés Manuel López Obrador siempre tiene muchas ocurrencias y se avienta varias frases domingueras, pero las que ha emitido en plena pandemia han generado mucha molestia.

Y es que desde el principio el mandatario pensó que era una cosa de días y que para abril de 2020 ya estaríamos como si nada, restándole importancia al virus.

Mismo que incluso lo alcanzó a él y esto se convirtió en la propia antítesis de lo que defendía con sus expresiones.

En sus más recientes declaraciones, este lunes reaccionó a un video grabado en la Ciudad de México, donde se ve a una emfermera simular vacunar contra el covid a un adulto mayor.

Ante esto, AMLO minimizó lo ocurrido, a pesar de que la Secretaría de Salud y el IMSS ofrecieron una disculpa e incluso quitaron la cédula de aplicación a la enfermera.

El presidente criticó la cobertura mediática al tema e instó a revisar el video para comprobar que no fuera “montado”, porque “son capaces de todo”.

Aquí te dejamos otras frases que ha dicho en lo que va de la pandemia.

1) “Hay que abrazarse”

A pesar de que ya había casos, varios sospechosos y se pedía evitar el contacto, el 4 de marzo de 2020 López Obrador insistió en la república amorosa con aquello de los abrazos.

“Miren, lo del coronavirus, eso de que no se puede uno abrazar; hay que abrazarse, no pasa nada”.

Incluso el propio papi Gatell tuvo que decir después que mejor nada de abracitos.

2) “Detente”

Días después, el 18 de marzo, el jefe del Ejecutivo presumió su “escudo protector”, conformado por dos imágenes del Sagrado Corazón de Jesús y un dólar que guarda en la cartera.

“El escudo protector es la honestidad, eso es lo que protege, el no permitir la corrupción”, dijo y mostró sus imágenes.

Dijo que son artículos que le ha regalado la gente y agregó: “Detente enemigo, que el corazón de Jesús está conmigo, pero no hay ni siquiera enemigos”.

Después, como si fuera plática dominguera, añadió que ese día no llevaba un trébol que le había regalado un señor en Tamaulipas, pero sí portaba un billete de dólar obsequiado por un migrante.

Cuando enfermó, muchos comentaron que sus “detente” no sirvieron de nada.

3) “No mentir, no robar”

El 4 de junio de2020, el presidente fue cuestionado sobre las medidas preventivas que seguía para cuidarse y evitar contagiarse de coronavirus.

AMLO enfatizó en la sana distancia, el aseo consistente en lavarse las manos frecuentemente y tratar de comer de forma sana.

“Comer saludable, no comer productos chatarra, pero también eso es voluntario, no puede ser obligatorio. Y estar bien con nuestra conciencia, no mentir, no robar, no traicionar, eso ayuda mucho para que no dé el coronavirus”, afirmó.

Ups, pero si le dio después…

4) “Domamos la pandemia”

En abril de 2020, el mandatario dijo que las medidas sanitarias habían permitido “domar la pandemia”, discurso que repitió una y otra vez.

Para junio del año pasado, aseguraba que lo peor de la pandemia “ya había pasado” y expresó: “¿Qué logramos entre todos? Aplanar la curva”.

En septiembre se aventó un discurso digno de película y anunció que ya faltaba poco.

Al parecer, tenía otros datos…

5) No al cubrebocas

A finales de julio de 2020, diputados del Partido Acción Nacional (PAN) amagaron con interponer un amparo para que el presidente usara cubrebocas y entonces comenzó la necedad.

En respuesta a esto, en su conferencia matutina dijo: “Me voy a poner un tapaboca, ¿saben cuándo? cuando no haya corrupción ya, entonces me pongo tapaboca”.


Para diciembre del año pasado, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomendó a los líderes mundiales usar cubrebocas ante el repunte de casos de coronavirus.

Pero el político tabasqueño siguió negándose y argumentó:

“Me dice el doctor Hugo López-Gatell, que es el que me orienta, y el doctor Alcocer, que no es indispensable, que hay otras medidas. Y yo pienso que lo mejor es la sana distancia y el cuidarnos nosotros”.

Tras contraer la enfermedad en enero pasado, muchos creíamos que la terquedad del mandatario llegaría a su fin, pero nos equivocamos.

Al ser cuestionado en febrero, AMLO se limitó a responder: “No, no. Ahora, de acuerdo a lo que plantearon los médicos, ya no contagio”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *