5 Veces en que Morena nos decepcionó

5 Veces en que Morena nos decepcionó

¿No se supone que Morena era la esperanza de México?

El partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena) tuvo un triunfo avasallador en las elecciones federales de 2018 y muchos caímos redonditos en el discurso de cambio que prometía.

Pero como suele pasar con la política, terminamos bastante decepcionados luego de varias metidas de pata que este partido ha tenido en los últimos años.

Sí, sí, ya sabemos que “el PRI robó más”, pero no se trata de saber quién es peor, sino de dejar claro que este instituto político también tiene tremenda cola que le pisen.

1. La candidatura de Félix Salgado Macedonio

Que dice Morena que siempre sí. Sin importar las acusaciones de abuso sexual en su contra (al menos de cinco mujeres), Félix Salgado Macedonio es el candidato a gobernador en Guerrero.

Sin importa que las propias militantes del partido mostraran su rechazo al “Toro”, minimizando a las víctimas y a las protestas ciudadanas, nada detuvo su candidatura.

Ante las quejas, el 26 de febrero Morena anunció que le había quitado la candidatura y que repondría el proceso, en el que se incluyó una encuesta donde casualmente él resultó triunfante.

En un acto que pareció más circo que nada, el 12 de marzo otra vez confirmaron a Salgado Macedonio como candidato, mientras en redes el hashtag #UnVioladorNoSeráGobernador sigue moviéndose.

Este caso ha llegado hasta el propio presidente Andrés Manuel López Obrador, quien se ha negado a romper el llamado Pacto Patriarcal e insiste en que hay una campaña contra el candidato.

Finalmente, el INE lo bajó de la contienda de manera definitiva por no haber comprobado gastos de precampaña y entonces él inició un “movimiento pacífico” contra el organismo.

¿No se supone que el partido era feminista?

2. La mano de David Monreal

David Monreal Ávila, candidato a la gubernatura de Zacatecas por la coalición “Juntos Haremos Historia”, fue captado en video tocando a una de sus compañeras.

En un breve clip, se ve al político agarrar el trasero de la maestra María del Rocío Moreno Sánchez, candidata a la presidencia municipal de Juchipala.

Tras la viralización del material, ella aseguró que Monreal es “respetuoso”, pero una imagen dice más que mil palabras.

3. El candidato Beto Santos

Beto Santos es otro candidato de Morena que no debería ni siquiera andar buscando un puesto de elección popular.

Ahora busca una diputación local en Oaxaca, pero en marzo de 2020 fue acusado de ser uno de los administradores de un grupo de WhatsApp donde se compartían fotos íntimas de mujeres indígenas.

La activista Yasnaya Elena fue quien lo denunció recientemente en redes sociales, luego de que el año pasado se informara de la creación del grupo llamado “Sierra XXX”.

Entonces se dijo fue hecho por funcionarios del Instituto Nacional de Pueblos Indígenas (INPI) y se mandaban imágenes de mujeres ayuujk.

A pesar de la gravedad del asunto y de la condena de organizaciones y defensoras de derechos humanos, el INPI minimizó la situación en 2020.

Este año la cosa no parece mejorar, ya que Sesul Bolaños, líder estatal del partido, afirmó que Beto Santos seguirá con su candidatura y dijo que “no son quienes determinan la culpabilidad” de un compañero.

4. De YouTube a la política

Cinco youtubers se vieron beneficiados gracias a que han mostrado su simpatía por este partido político y ya hasta candidatos a diputados son.

Bajo la etiqueta #YouTubersAlCongreso, el órgano político en Jalisco ha postulado a estos personajes que, sin experiencia alguna, buscarán una curul.

Los favorecidos por la gracia morenista son Juncal Solano, conductora de “El Charro Político”, quien criticó al gobernador Enrique Alfaro durante una mañanera llevada a cabo en el estado en julio de 2020.

A ella se suman Fernando Carmona, Pepe Ramírez, Carolina García y Christopher Arroyo, quienes ya hasta spot tienen y toda la cosa.

5. Fiestas y reuniones en plena pandemia

En plenos tiempos pandémicos, miembros del partido han sobresalido por pasarse por el arco del triunfo las medidas sanitarias.

Por ejemplo, en noviembre de 2020, José Magdaleno Rosales Torres, diputado local en Veracruz, celebró los XV años de su hija sin importar la pandemia.

En mayo de 2020, Ivana Novelo, hija del senador morenista Gerardo Novelo Osuna, hizo su gender reveal party en Ensenada, Baja California. Igual, valiéndole la pandemia.

Además de echar la casa por la ventana, reunió a 35 personas bastante fifís en la playa del hotel Estero Beach, propiedad de su papi.

A principios de año, Carmen Lilia Canturosas Villarreal, diputada local plurinominal de Nuevo Laredo, Tamaulipas, armó pachangón con algunos emprendedores e influencers.

Sin importar el repunte de casos de Covid-19, la legisladora hasta abrazó a sus invitados y compartió un video del convite.

A ella se suman algunos militantes que tenían tomada la sede nacional aprovecharon el espacio para armar una pachanga, sin importar la sana distancia ni las quejas vecinales.


En febrero de este año, la policía dispersó un evento masivo organizado por la candidata morenista a la gubernatura de Querétaro, Celia Maya García, quien se saltó las restricciones sanitarias.

En el evento había cerca de 130 personas reunidas.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *